motocultor-anova

Cómo preparar la tierra para sembrar

Ya sea que tengas un huerto en casa o un terreno extenso, la preparación de tierra para la siembra es imprescindible si quieres que tu cosecha sea un éxito. El suelo debe siempre estar preparado para que las raíces de las plantas o las semillas puedan ser introducidas en la tierra de forma rápida y sencilla. Por ello, te presentamos los pasos que debes seguir para mejorar el suelo de tu terreno o huerto antes de la siembra.

Eliminar las malas hierbas

Todo tipo de plantas que estén presentes en el terreno y no formen parte de una cosecha, se les considera maleza. Por ello, el primer paso para prevenir su aparición es despejar todo el terreno y limpiarlo lo mejor posible.

Sin embargo, por mucho que nos deslomemos a limpiar, la aparición de malas hierbas es inevitable. Por eso, es recomendable invertir unos minutos cada ciertos días para eliminar toda la maleza que vaya saliendo al pasar el tiempo desde la siembra. Podemos eliminar la mala hierba con una azada o regando de forma abundante el suelo. Al día siguiente o al segundo día de regar, como el suelo está húmedo, arrancar con la mano cada una de las hierbas es más rápido.

eliminar-mala-hierba

Este segundo método es mucho más eficiente que la azada, ya que podrás eliminar la maleza desde la raíz, siendo mucho más difícil que vuelva a salir.

Al eliminar estas hierbas entre las plantas que ya están en desarrollo, permitirás que la tierra se suelte aún más, beneficiando el drenaje del suelo. Este proceso de soltar la tierra se efectúa al rascar superficialmente la tierra con cuidado, sin estropear las plantas que están sembradas.

Airear y mullir el suelo

Esta labor puede realizarse con herramientas como la laya u horca de 4 dientes, azadas, palas de cavar o usando un motocultor. Y para efectuar este proceso es necesario considerar que el suelo debe tener tempero. No puede estar seco, evitando que el labrado del terreno sea dificultoso y dejando el terreno entre polvo y terrones de tierra apelmazada. De igual forma, tampoco puede permanecer muy húmedo, ya que se apelmazará y se pegará a toda la herramienta.

Para lograr el tempero es necesario regar la tierra de forma abundante durante unos 3 o 4 días, dependiendo de la humedad ambiental, el sol y la lluvia. Sabrás que tienes el tempero cuando detectes que la tierra está lo suficientemente húmeda para que no se pegue a los dedos en forma de polvo.

Existe una técnica para remover la tierra sin que la estructura del suelo sufra daños, para ello, utiliza una horca y la clavas en el suelo hasta una distancia de 25 cm de la superficie. Movemos la horca hacia adelante y hacia atrás, para posteriormente voltear la tierra y disolver los terrones con ligeros golpes.

En caso de que la tierra no se disuelva con facilidad, esto nos indicará que la tierra está muy seca o muy blanda. En este caso seguimos mojando o dejamos secar para realizar la labor más tarde. A continuación repetimos la operación a solo 10 centímetros del pedazo anterior con la horca o la pala.

Allanar el terreno

El objetivo de este proceso es contar con un terreno que presente un aspecto fino y una textura suave, si hemos logrado airear correctamente, no se deben encontrar terrones en ninguna parte de la superficie.

preparar-suelo-para-sembrar

Aunque si todavía encuentras terrones en el terreno, este es el mejor momento para deshacerlos.

Abono y enriquecimiento del suelo

Durante la preparación de la tierra de forma manual o mecánica es imprescindible aprovechar todos los nutrientes posibles, como el compostaje, la materia orgánica y demás elementos, a fin de mejorar el suelo.

Para mantener una buena fertilidad del suelo es primordial que suministres la cantidad correcta de nutrientes es decir, los necesarios para reponer los que se pierden. La implementación de los fertilizantes al suelo debe ser guiada por un experto en la materia, el cual puede indicar los tipos y las cantidades de abonos químicos u orgánicos que más beneficiaran cada tipo de siembra.

Finalmente, una capa de humus de lombriz o estiércol pueden ser el broche de oro para una exitosa siembra.

Recuerda que en Agroclan puedes encontrar toda la maquinaria que necesitas para realizar tus actividades de siembra, tanto si eres un particular, como si eres un profesional de la agrícultura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.